travel and study

¿Cómo llegué a Madrid?

Pasos para estudiar en el extranjero

Hoy me regreso cuatro años atrás para contarte el proceso que viví antes de pisar tierras españolas. Estaba perdida, llena de preguntas, resolviendo todo sobre la marcha, con un solo objetivo: estudiar el Máster de Gestión Cultural en Madrid.

Confieso que conforme iba escribiendo este blog, me he acordado de todo lo que viví meses antes de tomar el avión a Madrid. Fue tanto que espero no ser pesada y llegues al final del texto. Quédate a leerlo, te dejaré algunas ideas importantes del proceso para estudiar fuera de tu país.

Tardé un par de años en aventurarme. Siempre quise vivir un tiempo en el extranjero. Había dos cosas que quería hacer: bailar en otros países y estudiar en el extranjero. Creo que a todos nos hace ilusión viajar, estar lejos de lo que conocemos y aprender de nuevas experiencias. Por fin, un día decidí dar los pasos, hasta ahora, no había sido capaz de darme cuenta de todo el proceso que me llevó . Soy muy de procrastinar y postergar lo que quiero hacer, así que me tardé en comenzar, no sabía qué seguiría después, fui resolviendo todo sobre la marcha.


Paso 1: ¿Qué quiero estudiar? ¿Dónde?

Pasos para estudiar en el extranjero
Planea paso a paso los estudios en el extranjero

Google está a un click, escribí en el buscador: Máster en Gestión Cultural en España. Hice un listado de universidades que tenían los estudios que me interesaban. Tenía muy claro que quería irme a España. Sin embargo, también busqué en otros países: Cultural Management en Estados Unidos, Londres, Bélgica, etc.

Me impuse un par de horas al día a buscar diferentes países y universidades y hacer una lista de las que me interesaban, con contacto, nombre del máster y página web. Miraba si la universidad tenía un máster, curso o diplomado, investigué las diferencias. El máster era mi opción porque quería obtener el título.

Paso 2. ¿De qué va esto?

Por fin, encontré un par de universidades que me interesaban, hice una lista de todo lo que iba encontrando. ¿Cómo lo supe? Todos los Máster deben tener un plan de estudios, asignaturas, año de duración, currículum de los profesores. Me leía todo, absolutamente todo y me quedé con los que me encajaban mejor. En el momento que surgían dudas las anotaba, algunas muy generales y otras particulares de cada universidad.

Paso 3: ¿Y si no me contestan?

Elegí dos universidades, una en Barcelona y otra en Madrid. Decidí escribir un correo electrónico planteando todas mis dudas. . Por ejemplo: ¿cuáles son los requisitos? ¿Fechas de inscripción? ¿Hay becas para extranjeros? ¿Proceso de admisión? ¿Duración? ¿Precios?

Al principio me daba vergüenza escribir, lo típico: ¿Y sí no me contestan? Recibí respuesta inmediatamente, hasta ese momento me di cuenta que sí era posible, que podría ser una realidad.

Paso 4: ¿Y ahora qué?

Me preparé para aplicar en la fecha señalada. Me pedían un ensayo y una carta de motivos, así que pedí hasta cartas de referencias de profesores.

¡Venga Jimena! Pon manos a la obra, escribe algo chido, di la verdad, esto lo deseas demasiado.

No me hice ilusiones, mi vida seguía su curso, no esperaba nada a cambio, si funcionaba bien y si no, también. Botón de enviar y a esperar pasar a la segunda fase: la entrevista.

Paso 5: ¿Qué digo?

¿Cómo llegué a Madrid?

Las entrevistas me ponen nerviosa.

Pensé: Escribe todo lo que te interesa de ese máster, por qué ese y no otro. En la entrevista, conté mi experiencia profesional, preparé respuestas a posibles preguntas. En mi caso, al ser un máster relacionado con la cultura y las artes escénicas me preguntaron cuáles habían sido mis últimos tres libros, tres obras de teatro y tres visitas a museos. Intenté ser yo misma y comunicar la verdadera razón por la que quería estudiar en España, sin pretender saberlo todo.

Paso 6 : ¡Admitida!

La primera entrevista la hice para Barcelona y la hice fatal. Fue algo así:

– Bien, Jimena, si te gusta la cultura, di cuáles fueron los últimos tres libros que has leído.

Ehmmmm, un libro que… de un autor muy importante…. el título era… Ay es que soy muy mala con los nombres.

¡Terrible, trágame tierra! No me preparé, no argumenté claramente por qué quería estudiar con ellos, no investigué lo suficiente, cuando me preguntaron sobre mis últimos tres libros me quedé con ojos de plato y obviamente no me aceptaron.

La segunda entrevista fue para la universidad en Madrid y esta vez pensé: Aquí me preparo porque me preparo, me hago hasta un guión.

Y sí, me preparé como cuando hacía una audición. Todo listo: hasta mis últimos tres libros a la mano de referencia, mis últimas tres obras de teatro vistas y mi inspiración en la danza, no quedaría en mí. Y al final, nunca me preguntaron nada de eso, pero más vale prevenir.

Paso 7: ¿Qué papeles necesito?

Mi peor pesadilla siempre, un duende malo con el que tendrás que pelear una vez que te decidas ir al extranjero ya sea a vivir o a estudiar: la burocracia.

Tramitar una visa de estudiante para ir a otro país es una especie de carrera de obstáculos. Días largos de ir y venir en oficinas, pedir certificados, firma aquí, paga esto, si sobrevives, ganas. Es el paso más difícil de todos porque no depende de ti.

Paso 8: Y ahora ¿cómo pago todo esto?

A partir de aquí me di cuenta de todo lo que hay que pagar y lo caro que es todo: ¡Uff necesito ahorros!

Hice un cálculo (con mi madre, quien me puso los pies en la tierra) de todo lo que necesitaría, incluí todo: el avión, alquiler, comida, transporte y servicios que me gastaría en un mes, siempre pregunté a conocidos e investigué en internet (¡bendito Google!). Con la finalidad de saber cuánto era el mínimo para sobrevivir, además, cuando tramitas la visa de estudiante te piden una cantidad mínima al mes para poder acceder a ella, pues vas a estudiar y no a trabajar. Es necesario que tengas forma de comprobar tu manutención en el país y ahorros.

Paso 9 :¿Es esto real?

¡Bien! Me aceptaron en el máster, tengo los ahorros (recuerdo que trabajé unos meses antes intensamente), mi trámite de visa de estudiante estaba en proceso (la parte más difícil y desesperante, pues ya tenía vuelo pero no tenía visa, nervios al mil). Vamos, lo tenía todo casi preparado, pero… ¿Dónde voy a vivir?

Trabaja y viaja

Pregunté al amigo del amigo, si conocía a alguien que vivía en Madrid y que estuviera buscando casa igual que yo, me contactaron con dos chicas. No me fiaba de los anuncios en internet. Tuve mucha suerte y alquilé piso con ellas, quienes se dedicaron a buscar uno cerca del máster y en buena zona, hicimos grupo de whatsapp y desde el primer momento estuvimos en contacto, obviamente sin conocernos en persona. Era un poco un riesgo pero confié en mi sexto sentido. Madrid es más grande de lo que parece y si no hubiese sido por ellas, habría alquilado en las afueras o en Mordor. Deposité la fianza y un mes de alquiler.

Ahora sí, era momento de deshacerme de mis muebles, mi departamento y ¡a preparar maletas!

Pasaron tantas cosas en tan poco tiempo, que seguramente me dejo algún detalle, fue intenso y tuve que organizar muy bien lo que haría después de cada paso. Tengo algo claro, ahora que lo veo con retrospectiva, hay que ser muy organizados y estructurados, no aplica la de ‘vamos a ver qué pasa’. Cuando vas a otro país a pasar más de seis meses es mejor tener claro y seguro lo que irás a hacer con la visa correspondiente, el dinero suficiente y un lugar alquilado donde llegar directamente a vivir.

Resumen

En resumen, si quieres estudiar en el extranjero, sigue estos pasos:

1. Busca el máster, curso o diplomado y universidad. Elige un país, una ciudad, lee asignaturas, fechas de admisión, becas, coste de inscripción, etc.

 2. Comunícate con la universidad o el centro de estudios y pregunta todo, absolutamente todo.

 3. Infórmate sobre todos los requisitos burocráticos (y ten mucha paciencia). Los trámites son lo peor, pero vale la pena.

4. Ahorros y apoyo económico. Comprueba que tienes a alguien que puede mantener tu vida en otro país, padres o familiares. Y ahorra al menos un año antes.

5. Busca piso, contacta con gente que haya vivido allá. Pregunta zonas cerca de tu sitio de estudios. Mira el mapa de la ciudad aunque no entiendas nada al inicio.

6. Contactos y más contactos. Pregunta todo, pide ayuda si es necesario, busca recomendaciones de alguien que ya haya pasado por lo mismo.  

Y finalmente, ¡gracias por llegar al final del blog! Espero que mi experiencia sirva de ayuda, quizá para alguien más haya sido diferente el proceso. Si conoces a alguien que le interese comparte el link y sé libre de comentar o preguntar cualquier cosa relacionada con estudiar en el extranjero. ¿Te gustaría saber más sobre experiencias viviendo en el extranjero? ¿Has estudiado en otro país? ¿Te gustaría estudiar fuera?

Sígueme en:

10 comentarios en “¿Cómo llegué a Madrid?”

  1. Pingback: Vivir en otro país no es tan perfecto como parece. - Jime Vera

  2. Pingback: 40 curiosidades de la vida en Madrid - Jime Vera Blog

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *