piso alquiler

Alquilar piso en Madrid: 8 reglas básicas

Alquilar un piso en Madrid es una carrera de obstáculos. Es diferente en México, donde recuerdo que cuando estaba buscando departamento me lo tomé con calma y hasta me di un par de semanas para decidir dónde alquilar.

En Madrid debes estar atento si sale un nuevo anuncio de alquiler, llamar al momento y llevar el dinero de la fianza en mano por si acaso te gusta el piso y quieres reservar en el momento o si no, alguien más te lo quitará de las manos.

Yo no lo creía hasta que el galán y yo nos pusimos a buscar piso, al minuto, literal, al minuto de ver el anuncio el piso ya estaba reservado. Antes de la pandemia había alta demanda de pisos y poca oferta, todo a precios muy altos.

En realidad, aún en pandemia, el precio de la vivienda en Madrid sigue siendo muy alto, aunque ha bajado un poco por la poca demanda. Una habitación ronda en los 400€ y un piso entero de 1.200€ para arriba. Sin embargo, el salario promedio va entre 1.000€ y 1.200€ ¿Por qué crees que mucha gente comparte piso? La persona que vive sola es muy afortunada.

A continuación, te comparto 8 reglas básicas para alquilar un piso en Madrid:

1. Define tu presupuesto

Lo primero es definir tu presupuesto, lo mínimo que necesitarás para alquilar una habitación son 400€ al mes sin incluir gastos de luz, agua o internet.  Algunos te incluyen estos gastos pero muchos otros no.

Toma en cuenta que te saldrá mucho mejor si compartes la vivienda con alguien más, ya sea pareja, amigos o compañeros. Pero, si te apetece vivir solo, piensa en un promedio de 1.200€ al mes.

2. Define la zona

Estamos pensando que la búsqueda la haremos en Madrid Centro, es decir, dentro de la M30 que es la carretera que divide el centro del resto de Madrid.

Fuera de esta carretera podrás encontrar pisos a menor precio, pero no te ilusiones mucho que también se están encareciendo las zonas más alejadas.

Madrid es mucho más grande de lo que pensaba y como en todas las ciudades, mientras más te alejes del centro y las zonas turísticas menos caro será el alquiler, pero también harás más tiempo de trayecto a tus actividades.

3. Piensa en la accesibilidad

Imprescindible que cerca de la zona donde quieres alquilar haya transporte público. El metro en Madrid funciona fenomenal y será clave para moverte a donde quieras. Encontrar estacionamiento en la calle en el centro de Madrid sin pagar parquímetro o metiendo el coche en un parking es imposible, además de caro.

Observa que también haya supermercados, cafeterías y algún chino (tienda de abarrotes que están siempre abiertas, atendida por chinos) que te sacará de apuros un domingo por la tarde cuando todo esté cerrado y te hayas quedado sin leche.

4. Entra en el buscador cada mañana

alquiler en Madrid

Sí, lo primero que harás al despertar será mirar las notificaciones de nuevos pisos en alquiler y llamarás en cuanto veas algo que te interese.

La aplicación más popular para la búsqueda de vivienda es Idealista, aquí se anuncian casi todos los pisos tanto de alquiler como de venta.

También tienes Badi como segunda opción.

5. Documentos y otros gastos

Ya sea que el piso sea con agencia (que es lo más probable, las agencias inmobiliarias tienen acaparado el mercado) o con particular, siempre piden al menos un mes de fianza, el cual se te regresa cuando dejas el piso, siempre y cuando no haya desperfectos en la vivienda.

Si es con agencia también te pedirán lo equivalente a otro mes como comisión de agencia, eso dalo por perdido para siempre.

Seguramente te pedirán algún contrato de trabajo, las últimas nóminas o un aval que compruebe que podrás pagar el alquiler cada mes. Además de tu identificación, si eres estudiante, te pedirán la tarjeta de permiso de estudiante.

Casi siempre los contratos de alquiler son por un año, luego puedes renovar o dejar la vivienda.

6. Mentalízate para la carrera de obstáculos

Los pisos en Madrid en general, son pequeños, viejos o las ventanas dan a un patio interior, por lo que el piso será oscuro y frío. Por esa razón, cuando sale una oportunidad de un piso con espacio amplio, con luz y además a un precio accesible, estos vuelan. Y si tiene terraza ¡uff! ¡Estás de suerte!

El galán y yo vimos pisos diminutos e incómodos. Recuerdo un piso que cada vez se hacía más pequeño conforme entrabas y debías agacharte para entrar. Pisos sin luz natural y otros más con muebles viejos que seguramente habrán visto ir y venir generaciones enteras de inquilinos.

7. Piensa en los muebles

Casi todos los pisos de alquiler en el centro de Madrid están amueblados o al menos se incluyen los electrodomésticos como refrigerador, lavadora y horno. Es un lujo si tiene lavavajillas o microondas.

Las habitaciones para estudiantes también suelen contar con cama y algún mueble como un escritorio o un armario.

Piensa en si estás buscando un piso amueblado o uno que quieras amueblar a tu gusto.

Alquilar en Madrid: 8 reglas básicas

También es importante que consideres que tenga calefacción y aire acondicionado, las temperaturas en Madrid son muy extremas. Es preferible la calefacción central o de gas. Con la calefacción eléctrica la factura de luz te llegará muy alta.

8. Prepara una lista de preguntas

Es mejor prevenir, ve preparado con una lista de preguntas que harás en la visita al piso. Por ejemplo, ¿aceptan mascotas? ¿Cuántos meses de fianza son? ¿La estancia mínima? ¿El alquiler incluye servicios?

Si vas a compartir con personas desconocidas es mejor que las conozcas y hables un poco con ellas para sentir si hay compatibilidad con tus futuros compañeros de piso.

Hasta aquí te comparto las que considero son las 8 reglas básicas para alquilar un piso en Madrid, espero no dejarme nada en el tintero y que te sirvan para encontrar el piso ideal.

¿En tu ciudad es complicado encontrar un piso de alquiler? ¿Cuáles son los requisitos?

Sígueme en Instagram:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *